Desde Contarse proponemos la pregunta, ¿Qué lugar para la familia en el tratamiento en Salud Mental?

A la hora de pensar en quiénes participan de un tratamiento en salud mental, nos encontraremos con que, mientras ciertos campos de la salud hablarán únicamente de la “relación médico-paciente”, en salud mental es necesario tener en cuenta otros actores, entre ellos, las personas que formen parte de la red de contención de los pacientes (ya sea familiares directos, como amigos, vecinos o cualquier otro referente socioafectivo de cada quien).

Si desde Contarse insistimos en la importancia de esto, es porque las condiciones para un tratamiento continuado en Salud Mental se darán de mejor modo cuando los pacientes, quienes los acompañen y el equipo tratante logren aunar esfuerzos y exista una comprensión mutua, basada en la comunicación fluida entre ellos. Para tal fin, que los profesionales habiliten la palabra de los pacientes y de su familia, dando lugar a un espacio de escucha será siempre central. 

Sin embargo, es frecuente que este aspecto no sea tenido en cuenta y nos encontramos con familias angustiadas, desorientadas y confundidas. Como hemos mencionado en otras oportunidades, partimos de la hipótesis de que si se capacita a las familias en el acompañamiento de las personas con padecimiento mental, podrían evitarse -o al menos disminuir- internaciones y/o reinternaciones en porcentajes considerables, mejorando la calidad de vida de los pacientes y de quienes los acompañan.

One Reply to “Familia y Salud Mental”

  1. Totalmente de acuerdo!!
    Soy psicóloga y me parece crucial que se le dé un lugar también a la familia ya sea para acompañarlos así como también para brindar recursos y herramientas para el día a día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *